Más que una mujer en escena

¡No me gusta dejar la puerta cerrada, no me gusta estar sola!”
domingo 05 de marzo de 2017
Antonio Pujía, una vida modelada.
lunes 06 de marzo de 2017

Más que una mujer en escena

El miércoles 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, y desde r.MUTT queremos hablar de Mariela Asensio, una directora que no sólo impulsa nuestra escena teatral contemporánea, sino que también reflexiona sobre el lugar que ocupa la mujer en la escena y en el mundo.

Asensio Portada Muejeres

Fotografía de la obra Mujeres en el baño

Ma­rie­la Asen­sio es ac­triz, dra­ma­tur­ga y di­rec­to­ra de tea­tro; se for­mó en la Es­cue­la Na­cio­nal de Arte Dra­má­ti­co y más de diez años de pro­fe­sión y una lar­ga lis­ta de exi­to­sas crea­cio­nes la ubi­can en un me­re­ci­do trono den­tro del tea­tro off de nues­tra ciu­dad. En­tre sus es­pec­tácu­los se des­ta­can: Mal­di­tos to­dos mis ex, Ho­tel me­lan­có­li­co, Lis­boa el via­je etí­li­co, su tri­lo­gía Mu­je­res 3D (la cual in­clu­ye las obras Mu­je­res en el baño, en don­de tra­ba­ja a la mu­jer en re­la­ción a su in­ti­mi­dad; Mu­je­res en el aire, que abor­da el tema de las mu­je­res y los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, y Mu­je­res en nin­gún lu­gar don­de re­fie­re a la tra­ta de per­so­nas), Vi­van las feasNa­die quie­re ser na­die (His­to­rias de la cla­se me­dia), en­tre otras.

¿Por qué ha­blar de ella den­tro del mar­co del Día In­ter­na­cio­nal de la Mu­jer, de esta se­ma­na atra­ve­sa­da por el paro y de una de las mo­vi­li­za­cio­nes más es­pe­ra­das por las mu­je­res en todo el país? La res­pues­ta es sim­ple: por­que des­de su lu­gar de ar­tis­ta y de mu­jer, Asen­sio cala hon­do en su vi­sión per­so­nal de la reali­dad para ge­ne­rar una cri­sis so­bre la fi­gu­ra fe­me­ni­na, que de­ve­la el dis­cur­so ex­terno que la de­li­mi­ta.

Mu­je­res can­tan sus frus­tra­cio­nes den­tro de un baño; un gru­po de co­ne­ji­tas play­boy ex­po­nen el cru­do do­lor de las ci­ru­gías es­té­ti­cas; una jo­ven per­di­da en un via­je etí­li­co a tie­rras le­ja­nas bai­la y llo­ra por el desamor; o una pro­fe­sio­nal di­plo­ma­da su­fre la im­po­si­ble sa­tis­fac­ción per­so­nal. Asen­sio crea vi­das que se de­ve­lan des­de la mi­se­ria per­so­nal, des­de el in­ten­to por me­jo­rar, y des­de la frus­tra­ción que im­po­ne los pa­rá­me­tros de la so­cie­dad.

Vivan las feas 2014 15 17

Fotografías de la obra Vivan las feas

La ma­yo­ría de las obras de Asen­sio es­ta­ble­cen una re­fle­xión so­bre el mun­do en la que in­da­gan y de­fi­nen las di­ver­sas po­si­cio­nes de la mu­jer den­tro de los pa­tro­nes so­cia­les y cul­tu­ra­les. En su pre­gun­ta por el de­ve­nir de lo fe­me­nino en la so­cie­dad con­tem­po­rá­nea, bus­ca po­ner en cri­sis los es­te­reo­ti­pos y nor­mas que de­li­mi­tan el cuer­po y la vida de la mu­jer.

Un ejem­plo es su obra Vi­van las feas (que es­tu­vo en car­tel du­ran­te 2014, 2015 y 2016), la cual se es­truc­tu­ra en torno a los mo­nó­lo­gos de tres mu­je­res de ge­ne­ra­cio­nes dis­tin­tas, que se in­ter­ca­lan su­ce­si­va­men­te para in­ter­pe­lar al es­pec­ta­dor. Es­tas mu­je­res cues­tio­nan su rol den­tro de la so­cie­dad y po­nen en cri­sis aque­llos es­te­reo­ti­pos, se cons­tru­yen en­tre el ex­tre­mo cui­da­do del cuer­po y la es­té­ti­ca, y la for­ma­ción in­te­lec­tual o la­bo­ral como bús­que­da per­so­nal.

La di­rec­to­ra y la asis­ten­te de la obra for­man par­te del mon­ta­je de la pues­ta, acom­pa­ñan­do a las mu­je­res en es­ce­na: una di­ná­mi­ca asis­ten­te que las re­fuer­za en su pre­sen­cia, ya sea pre­pa­ran­do tra­gos o acom­pa­ñan­do­las en sus bai­les enér­gi­cos y pla­nes de ven­gan­za. Y Asen­sio, que se hace vi­si­ble como di­rec­to­ra en la es­ce­na so­bre una bi­ci­cle­ta fija, en la cual no deja de ejer­ci­tar­se. Al ju­gar con el lí­mi­te de su can­san­cio fí­si­co, con la tor­tu­ra que se sus­ci­ta en su cuer­po, en las ac­tri­ces que la acom­pa­ñan y en los es­pec­ta­do­res, lo­gra ha­cer su­dor pro­pio las pa­la­bras de las mu­je­res.

Malditos todos mis ex 2013 14 15

Fotografías de la obra Malditos todos mis ex

La di­rec­to­ra cons­tru­ye su es­té­ti­ca des­de el es­pa­cio, como un pun­to en co­mún que con­tie­ne a los cuer­pos siem­pre te­ñi­dos por la de­ses­pe­ra­ción. Pre­va­le­ce la voz y la ma­te­ria­li­dad que se pro­du­ce en los tex­tos, en la in­ter­po­si­ción de mo­nó­lo­gos im­per­so­na­les que in­ter­pe­lan al es­pec­ta­dor, y en las vo­ces que se enun­cian en una ver­bo­rra­gia de pa­la­bras y can­cio­nes. La mú­si­ca en las pues­tas de Asen­sio no es un ele­men­to más, sino que ocu­pa un lu­gar fun­da­men­tal: son las can­cio­nes en vivo lo que ar­ti­cu­lan la to­ta­li­dad de sus pie­zas y mo­di­fi­ca el es­tar de los cuer­pos en es­ce­na.

Asen­sio pre­sen­ta im­pe­ca­bles tex­tos, una ori­gi­na­li­dad en el mon­ta­je de sus pues­tas y una com­ple­ta en­tre­ga en sus crea­cio­nes. Ge­ne­ra un víncu­lo con el es­pec­ta­dor a tra­vés de un pro­ce­so de ex­hi­bi­ción en los per­so­na­jes: los mis­mos rom­pen la cuar­ta pa­red y cons­tru­yen su pro­pia en­ti­dad fren­te al pú­bli­co, el cual fun­cio­na como in­ter­lo­cu­tor ne­ce­sa­rio para que pue­da lle­var­se a cabo el pro­ce­so de auto-con­fe­sión.

Potranca 2016 2017

Fotografías de la obra Potranca. El galope de la historia

Ac­tual­men­te se en­cuen­tran en car­tel tres de sus obras para dis­fru­tar:

La obra Na­die quie­re ser na­die (His­to­rias de la cla­se me­dia), don­de Asen­sio nos pre­sen­ta un gru­po de per­so­na­jes que re­fle­jan —o in­clu­so cues­tio­nan— el lu­gar que lo eco­nó­mi­co ocu­pa en sus vi­das: la ne­ce­si­dad de con­su­mir y acu­mu­lar per­te­nen­cias, de man­te­ner un de­ter­mi­na­do ni­vel de vida, y un cons­tan­te an­he­lo de te­ner más que desem­bo­ca en un es­tar de in­sa­tis­fac­ción. La obra tra­ba­ja la re­la­ción en­tre el te­ner y el ser, y cómo afec­ta a las per­so­nas su re­la­ción con lo ma­te­rial. Asen­sio de­ci­de po­ner en es­ce­na a di­fe­ren­tes per­so­na­jes que per­te­ne­cen (o bus­can per­te­ne­cer) a la cla­se me­dia, para pen­sar a la mis­ma den­tro de un es­ta­do de cons­tan­te dis­con­for­mi­dad.

Y dos Pro­yec­tos de Gra­dua­ción de la UNA: Po­tran­ca. El ga­lo­pe de la his­to­ria, una pues­ta con vein­tiún ac­to­res y ac­tri­ces que in­da­gan y re­crean la fi­gu­ra de Eva Pe­rón, ma­ni­fes­tan­do un mun­do en el cual lo per­so­nal y lo po­lí­ti­co se fu­sio­nan de for­ma apa­sio­na­da. Y la obra Li­to­ral (des­pués del agua) que tra­ba­ja con di­fe­ren­tes his­to­rias cru­za­das den­tro del mun­do de la inun­da­ción, las eter­nas llu­vias y tem­pes­ta­des en el río Pa­ra­ná.

Nadie quiere ser nadie 2015 16 17

Fotografías de la obra Nadie quiere ser nadie

Op­ción 1
¿Qué? Na­die quie­re ser na­die (His­to­rias de la cla­se me­dia).
¿Dón­de? Tea­tro El Ex­tran­je­ro (Va­len­tín Gó­mez 3378, CABA).
¿Cuán­do? Los sá­ba­do a las 21 ho­ras.

Op­ción 2
¿Qué? Po­tran­ca. El ga­lo­pe de la his­to­ria.
¿Dón­de? Tea­tro El Ex­tran­je­ro (Va­len­tín Gó­mez 3378, CABA).
¿Cuán­do? Los sá­ba­do a las 19 ho­ras.

Op­ción 3
¿Qué? Li­to­ral (des­pués del agua).
¿Dón­de? UNA (Ya­tay 843, CABA)
¿Cuán­do? Los sá­ba­do a las 20 y 22 ho­ras.

Cecilia De Paoli
Cecilia De Paoli
Licenciada y Profesora en Artes Combinadas (UBA). Estudió Dirección de Arte e Imagen aplicada a la escena y los medios de comunicación en el Centro de Arte y Diseño de Evelyn Bendjeskov. También incursionó en actuación y dirección teatral con Mariela Asensio, Alejandro Genes Radawski, José María Muscari y Mayra Carlos. Participó como actriz en obras de la compañía Quirófano Teatral. Actualmente realiza un taller de montaje teatral y entrenamiento actoral en el CELCIT. Fue redactora estable de Originarte.org, revista cultural.