Comunidad, una obra para mirarnos desde afuera

El cine que se mira a sí mismo
lunes 10 de octubre de 2016
Querida Jane
miércoles 12 de octubre de 2016

Comunidad, una obra para mirarnos desde afuera

Comunidad es una obra inspirada en el cuento homónimo de Franz Kafka. Seis actores representan lo que es vivir en comunidad a través de una línea recta en la que cada uno tiene su lugar, un lugar al que pertenecen… y en cuanto alguien queda excluido, ese lugar se pierde en el espacio.

Imagen Comunidad

Se tra­ta de una pues­ta en es­ce­na sen­ci­lla, los ac­to­res re­crean las di­men­sio­nes es­pa­cia­les y tem­po­ra­les sin acu­dir a nin­gún otro ele­men­to más que la ac­tua­ción. La idea de so­cie­dad que­da aca­pa­ra­da por el es­pa­cio que ellos ocu­pan so­bre el es­ce­na­rio. Des­de que uno en­tra se en­cuen­tra con seis ac­to­res es­pe­ran­do a que la au­dien­cia se sien­te y aco­mo­de, como si ellos mis­mos fue­ran el pú­bli­co que nos ob­ser­van y co­men­tan so­bre lo que va­mos a ha­cer. Ese de­ta­lle siem­pre es bien­ve­ni­do en una obra tea­tral –ver a los ac­to­res me­ti­dos en su pa­pel de an­te­mano, como si lo es­tu­vie­ran aguar­dan­do a uno– ya que es una sor­pre­sa de en­tra­da que di­si­pa cual­quier es­pe­cu­la­ción pre-es­pec­tácu­lo.

Los seis per­so­na­jes co­mien­zan a desa­rro­llar una se­rie de ac­cio­nes que ca­rac­te­ri­zan los dis­tin­tos com­por­ta­mien­tos hu­ma­nos de una ma­ne­ra fres­ca y na­tu­ral. El es­pec­ta­dor lle­ga a asom­brar­se, a ex­tra­ñar­se, a reír­se, a en­tris­te­cer­se tal vez, de las co­sas que ha­ce­mos to­dos los días sin dar­nos cuen­ta: su­mir­se en con­ver­sa­cio­nes que no tie­nen mu­cha im­por­tan­cia, en­tre­gar­se al pla­cer des­pia­da­do del ci­ga­rri­llo, ten­tar­se a car­ca­ja­das. Y en­tre la ba­na­li­dad y la bús­que­da de una ver­dad tran­qui­li­za­do­ra para las men­tes pen­san­tes, una fra­se en­vuel­ve al es­pec­tácu­lo: “La inuti­li­dad del fin pue­de di­si­mu­lar la inuti­li­dad del me­dio”.

Comunidad 2

¿Y qué sen­ti­do tie­ne en de­fi­ni­ti­va este per­ma­nen­te es­tar jun­tos? Ni si­quie­ra para no­so­tros tie­ne sen­ti­do al­guno. Para no­so­tros ya es­ta­mos jun­tos y con­ti­nua­mos así en ra­zón pre­ci­sa­men­te de nues­tras ex­pe­rien­cias. (Kaf­ka, Co­mu­ni­dad)

Las lí­neas del cuen­to de Kaf­ka ilus­tran un poco la bús­que­da de sen­ti­do que acom­pa­ña a la obra: el de la co­mu­ni­dad. El del ha­cer co­ti­diano. El sen­ti­do de to­mar de­ci­sio­nes drás­ti­cas para la hu­ma­ni­dad. El sen­ti­do de per­ma­ne­cer. El sen­ti­do del sen­ti­do. Y por su­pues­to –po­dría­mos aña­dir– se tra­ta prin­ci­pal­men­te de una ex­ce­len­te crí­ti­ca a la fa­mo­sa fra­se –pri­me­ro atri­bui­da al fi­ló­so­fo po­lí­ti­co Ni­co­lás Ma­quia­ve­lo y lue­go a Na­po­león Bo­na­par­te– “el fin jus­ti­fi­ca los me­dios”.

Es una in­tere­san­te pues­ta de Ca­ro­li­na Ada­movsky para em­pe­zar un vier­nes a la no­che y que­dar­se pen­san­do en qué fue lo que su­ce­dió. Es bre­ve y por mo­men­tos, pa­re­ce que no pasa nada. Sin em­bar­go cabe pre­gun­tar­se des­pués de ver­la: ¿so­mos los mis­mos?

Por Pau­la Stil­man

 

La obra pue­de ver­se los vier­nes a las 21 ho­ras en el Tea­tro El Kaf­ka (Lam­ba­ré 866) has­ta el vier­nes 25 de no­viem­bre.

 

 

Fi­cha téc­ni­co ar­tís­ti­ca
So­bre tex­tos de: Franz Kaf­ka.
Dra­ma­tur­gia: Ca­ro­li­na Ada­movsky.
Ac­túan: Fa­bián Bril, Fran­cis­co Ci­vit, Mar­tin Ote­ro, Ja­vier Ro­drí­guez Cano, Ju­lián Vi­lar y Ale­jan­dro Zing­man.
Di­se­ño de ves­tua­rio: Ce­ci­lia Zu­vial­de.
Di­se­ño de lu­ces: Gon­za­lo Cór­do­va.
Fo­to­gra­fía: Mi­los De­re­tich.
Di­se­ño grá­fi­co: Ga­brie­la Del Rie­go y Da­niel Rol­dán.
Asis­ten­cia de di­rec­ción: Iván Stil­man.
Pro­duc­ción eje­cu­ti­va: Gabo Bai­go­rria.
Di­rec­ción: Ca­ro­li­na Ada­movsky
Agra­de­ci­mien­tos: Uo­cra, Li­san­dro Bera, Percy Ji­mé­nez Vás­quez, Da­río Le­vin, Gon­za­lo Mar­tí­nez, Ro­dri­go Marti­nez Eguizabal,Paul Se­bas­tian Mauch, Sil­via Pal­mo­le­lla y Agusti­n Rit­tano.